Sé buen padre con la oración milagrosa para los hijos rebeldes

La oración milagrosa para los hijos rebeldes puede ser todo lo que necesitamos cuando parecemos incapaces de orientar a nuestros hijos a un camino de orden y disciplina.

Hay que recordar que Dios puede ser nuestro mejor y más grande aliado ante cualquier dificultad que se nos atraviese, incluso aquellas que están relacionadas con la crianza y la labor de los padres.

¿Por qué deberíamos usar la oración milagrosa para los hijos rebeldes?

Lo primera razón de por qué deberíamos usar la oración milagrosa para los hijos se encuentra en el hecho de que es natural que caigan en una conducta rebelde, muy difícil de controlar, durante la pubertad.

Sin embargo, gracias al amor infinito de Dios, es posible remedir toda clase de conductas, incluidas aquellas que implican un nivel de rebeldía muy alto. Esto es especialmente cierto cuando contamos con una oración milagrosa de nuestro lado.

Y es que, independientemente de qué tan terrible sea el comportamiento rebelde, los milagros existen y pueden ser lo bastantes increíbles como para poner fin a problemas de rebeldía.

Por otra parte, no debemos dejar que la oración haga todo su trabajo sola. Muchas veces la rebeldía en los hijos es producto de una actitud de sobreprotección por parte de los padres. Así mismo, por problemas como el abandono, maltrato, entre otros. Por ello, como padres, debemos evaluar cuál puede ser el origen de la conducta rebelde de nuestros hijos y ponerle fin.

No obstante, no hay que olvidar que la espiritualidad siempre tiene un gran peso en estos casos. Por lo tanto, la oración milagrosa para los hijos, sea cual sea nuestra situación, nos puede otorgar una ayuda muy grande. Así que a continuación te la mostramos.

Oración

Padre que reinas en los cielos sobre todo lo creado.

Estoy sumamente herido como padre en este momento, pues mi hijo se ha descarriado y la rebeldía se ha apropiado de sí.

Su conducta inadecuada me resulta problemática y me causa mucho resquemor.

Tú que todo lo puedes, te imploro que me guíes para volver a encaminar a mi hijo por el camino del bien.

Necesito que obres un milagro para hacer que la conducta malvada de mi hijo sea doblegada.

Deseo que nuevas conductas positivas sean abonadas sobre él.

Hazle sentir en su corazón el amor tan gran que le tengo, el cual a veces le resulta difícil entender.

En ti confío. Que así sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *