¿Qué es el Espíritu Santo?

El espíritu Santo fue quien envío Jesucristo después de subir al cielo, encomendándolo para sus apóstoles. El Espíritu Santo es Dios, y es la tercera figura presente en la Santísima Trinidad. Las personas católicas reciben el Espíritu Santo justo cuando realizan el bautismo y la confirmación, siendo una prueba que Dios habita dentro de sus hijos.

Las personas reciben el Espíritu Santo para que santifique sus almas y para que las mismas se conviertan en apóstoles de Cristo. Además de que recibir al Espíritu Santo las convierte en personas decididas y fuertes de fe.

Los dones del Espíritu Santo

Espíritu Santo

Dentro de los principales dones del Espíritu Santo se encuentran:La sabiduría, el don del entendimiento, el don de consejo, el don de ciencia, el donde piedad, el don de fortaleza y el don de temor de Dios.

Además los frutos del Espíritu Santo son: La caridad, la paz, benignidad, fe, continencia, longanimidad, bondad, paciencia, mansedumbre, castidad, modestia y gozo.

El Espíritu Santo obra en todos los hombres mediante sus siete dones y donde se generan sus doce frutos principales.

Los efectos que produce la llegada del Espíritu Santo a los hombres

Durante el bautismo el Espíritu Santo entra a la persona, eliminando el pecado original, y todo aquel pecado que tenga la criatura de Dios, ya que cualquier persona puede bautizarse tenga la edad que tenga. A partir de allí la persona estará lista para poder cumplir con los demás sacramentos y uniéndose a la iglesia como hijo de Dios y como cristiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *