¿Por qué Dios es mi guía espiritual?

Los caminos nunca son demasiado largos, ni tan pequeños para buscar a Dios como mi guía espiritual, él se encuentra en todos lados como ser omnipresente, donde los hombres son generosos y se ponen en el camino para llegar hacia su bondad. 

Los viajes a veces parecen eternos y dejamos nuestras armas de cabalgata tiradas, lanzadas al olvido y al abandono, porque olvidamos que Dios jamás renunciará a nosotros, pero nosotros muchas veces sí renunciamos a él.

Mis sacrificios porque Dios es mi guía espiritual

Ponerse en sus manos, por todo lo que ha hecho por nosotros y darle gracias ante nuestros hermanos y ante nuestra familia, demostrándole a los demás y mostrando con orgullo que lo amamos.

Por eso debemos estar dispuestos a todo, aceptarlo con el motivo de que se haga su voluntad, poner nuestra alma entre sus manos reconfortantes, con todo el sentir de nuestros corazones y entregarse sin medida, con plena confianza porque es Dios el padre que nos amará por siempre.

Mi renacer con Dios

Me he convertido en un nuevo hijo, llegando a mi casa con nuevas fragancias sobre mí, aromas especiales que habitan mi piel. Has hecho de mi casa un hogar con tu presencia infinita, una vivienda dichosa y cándida, los hijos que habitamos en ella nos sentimos queridos y es imposible alejarse para siempre pues la gloria de Dios ha invadido los corazones de mis padres y hermanos. 

Con Dios he renacido porque con Dios he superado todo lo que en algún momento me fue imposible de manejar y con él he logrado ser feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *