Sanación y liberación a través de la oración

Debemos buscar a Dios siempre que lo necesitemos. Cuando estemos enfermos o deprimidos y sepamos que Él consolará nuestra mente, cuerpo y espíritu. Por eso el día de hoy ofreceremos una oración de sanación y liberación que nos puede ayudar a conseguir su bendición.

Cómo hacer una oración de sanación y liberación

Podemos usar  que la oración de sanación y liberación siempre que sintamos la necesidad de que Dios nos ayude sentirnos mejor con alguna enfermedad que nos aprisione. Después de todo, Dios quiere que estemos completos, no sólo en nuestro espíritu y alma sino también en nuestro cuerpo.

Recuerda, la gran idea de la Biblia es restablecer el Jardín del Edén, para llevarnos de vuelta a la forma en que estábamos, y Adán y Eva no lucharon con bursitis o problemas de la columna vertebral o calambre en el cuello.

No sabemos cuándo, pero podemos estar absolutamente seguros de que la curación llegará. Si te cura gradualmente, eso significa que esta aflicción particular está siendo usada para su gloria, para el desarrollo de tu carácter, tal vez como un sermón. Algunos hombres han luchado con un problema muscular durante muchos, muchos años.

Pero ellos no son más que un ejemplo. Todos hemos conocido a personas que nos inspiran a través de su aflicción. Así que eso podría ser parte de su testimonio, pero Dios todavía los está curando. Y entonces todos nosotros seremos sanados en última instancia.

Así que es esencial durante la oración hablar con Dios sobre lo que nos duele físicamente. Realmente lo es. Y dejar que Dios hable de eso y nos consuele, para traer sabiduría a esa parte de nuestras vidas.

Por eso aquí ofrecemos una oración para la sanación y liberación. Puedes utilizarla para curarte a ti mismo, a un familiar, amigo o cualquier otra clase de ser querido. Lo único importante es que la recites con toda tu fe puesta en Dios y que cumplirá el milagro que requieres de acuerdo a su voluntad.

Oración

Padre celestial, tú que todo lo puedes.

Llego hasta ti en este momento de necesidad tan grande.

Puesto que no hallo otra forma de hallar la sanación que necesito.

Te imploro que me liberes como sólo tú eres capaz.

Mi fe absoluta está en tus manos.

Sé que cuando lo consideres necesario te encargarás de sanarme.

Divino Dios creador de todas las cosas, por favor líberame y sáname a tu conveniencia.

Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *