Oración de protección para la noche

La noche es uno de los momentos del día más apacibles. Se trata de uno de los regalos de Dios tras la creación del mundo. Pero también puede ser un momento de vulnerabilidad, pues el crecimiento de la obscuridad es capaz de hacernos cuestionar el estado de nuestra integridad. Es ahí cuando la oración de protección para la noche se hace necesaria.

Por medio de una oración protectora de la noche podemos pedirle a Dios que nos libre del miedo y los peligros que pueden aparecer durante la noche. Ya sea porque tenemos que realizar actividades nocturnas o porque queremos librarnos de pesadillas al dormir, nos ayudará a sentirnos más seguros.

¿Cuándo se debe usar la oración de protección para la noche?

La oración de protección para la noche debe usarse cuando la luna comienza a emitir su luz en el firmamento y la oscuridad toma partida en el mundo. No es recomendable realizarla durante el día.

Puede usarse en el momento en que se planea realizar salidas nocturnas, ya que nos ayudará a que todo sea un éxito al hacerlas, pues tendremos la gracia de Dios de nuestra parte.

Asimismo puede resultar especialmente útil para las personas que tienen que trabajar en horario nocturno, ya que, al ser una jornada laboral más dura y comprometida que la jornada laboral cotidiana, es posible que nos haga proclives a enfrentarnos a mayores peligros y obstáculos.

La oración de protección para la noche también puede sernos de ayuda cuando enfrentemos alguna clase de problema en horas de la noche. Estos problemas pueden ser de fuerza mayor, del tipo que podría atentar con nuestra vida, pero también algunos más simples.

Además, si sufrimos de ansiedad durante la noche, la oración nos puede librar de ella al hacernos sentir protegidos por nuestro Señor.

A continuación compartimos la oración:

Oración

Oh, señor que has creado las estrellas y el firmamento

Ahora que el sol se apaga y las sombras buscan emerger

Protégeme con tu misericordia infinita de los peligros nocturnos.

Libra mi alma de todas las impurezas de la oscuridad.

Cubre mi camino y mantenlo iluminado aun en la noche más larga.

Antes de que el sueño acuda a mi llamado,

Mantente vigilante de que no puedan penetrar mi letargo.

Tú, mi Dios presente en todas las horas,

llena con tu dicha de amor infinito mis transitares de noche.

No me dejes nublarme en mi hora más vulnerable.

Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *