Oración de la mañana para proteger a la familia

La oración de la mañana para proteger a la familia nos puede resultar muy útil para ofrecer una protección muy eficaz a los seres queridos de nuestra propia sangre. Después de todo, pocas oraciones son capaces de ofrecer tanto poder como las oraciones de la mañana, pues se trata del momento del día en que resulta más fácil comunicarnos con Dios.

Podemos, a la vez que le agradecemos a Dios por un día más de vida, solicitarle directamente que cobije con su luz a nuestra familia, de manera que la proteja de todos los males con los cuales se puede encontrar a lo largo del día.

Importancia de la oración de la mañana para proteger a la familia

¿Por qué es tan importante la oración de la mañana para proteger a la familia? La respuesta la encontramos en la sociedad en la que vivimos. Ésta se encuentra en estos momentos tan corrompida por el pecado que estamos expuestos en todo momento al mal.

La delincuencia, la lujuria, la envidia, la ira, entre otros tantos pecados, están a la orden del día, esperando el momento para poder afectar negativamente a nuestras vidas. Durante la mañana nos preparamos para abandonar nuestros hogares y entrar en esta sociedad de pecado, sin saber en qué estado regresaremos a nuestra casa al final del día.

Como no queremos que nuestro regreso al hogar sea negativo, tenemos que recurrir a la oración de la mañana para proteger a la familia, de manera que nos salgamos indefensos de nuestras casas, sino acompañados de la bendición de Dios. A continuación exponemos la oración para que la reces cuando sea necesario.

Oración

Dios, tú que res mi padre celestial, allá en los cielos.

Vengo hasta a ti en este momento que despierto, completamente dispuesto a entregar mi alma a tus manos.

Tú que ya conoces todas mis preocupaciones y mis miedos.

Por favor te suplico prestes atención a cada uno de mis ruegos.

Estoy herido del miedo en este nuevo despertar.

Temo por mí y mi familia.

No sé qué futuro nos depare este largo día.

Allá afuera el pecado abunda y nuestra vida es frágil.

La sociedad corrompida es peligrosa,

Por eso, entregado a ti completamente, te pido que los protejas de todos esos males corruptos.

Protege a cada uno de mis familiares.

Protégeme también a mí, tu hijo que te ama por sobre todas las cosas.

Que así sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *