Oración a San Judas Tadeo de la noche

¿Te enfrentas a una situación desesperada? La oración a San Judas Tadeo de la noche te puede ayudar a salir de de ella. La que exponemos abajo te ayudará a recordar que nada es imposible con Dios, incluso alivio cuando estás en un momento terrible.

Puedes tener mucha fe en esta oración, pues considerando que las notas de agradecimiento aparecen en los periódicos, dedicadas a este santo patrón de los casos desesperados, rezarle debe tener algún efecto.

La oración a San Judas Tadeo de la noche

La oración a San Judas Tadeo de la noche es bastante fácil de aprender y de recitar. Podemos utilizarla antes de dormir para solicitarle ayuda, lo cual puede hacer que durmamos con la conciencia más tranquila.

Al ser el santo patrón de las causas desesperadas, San Judas Tadeo sabrá cómo interceder y rogar en nuestro auxilio. Pero para tener éxito es indispensable tener mucha fe.

Su bien es cierto que en los momentos más difíciles es cuando más cuesta mantener la fe, también son los momentos en los que es más importante tenerla. Son los momentos en nuestra vida donde realmente nos ponemos a prueba para saber si somos verdaderos cristianos.

Teniendo una fe fuerte ante las dificultades, podemos tener la certeza de que seremos recompensados con la bendición de poder salir airosos de ellas, sin importar qué tan grandes sean.

Momentos para usar la oración

Al estar diseñada la noche, es ideal utilizar la oración a San Judas Tadeo de la noche durante ese momento del día. Puede ser mientras transcurre o antes de dormir, no habría demasiada relevancia en este aspecto. Lo único importante es que se use la oración cuando nos sentimos más cómodos para hacerla.

También es importante que al momento de rezar tengamos en mente cuál es el problema del cual queremos ser librados.

Sin nada más que agregar, abajo se deja la oración a San Judas Tadeo de la noche.

Oración

San Judas Tadeo, tú que comprendes el martirio que hoy sobre mí recae

Te pido tu total apoyo para salir airoso de lo que me acontecerá al día siguiente.

Solo la bendición de Dios puede darme aliento

Ahora que la carga es demasiado grande para mis manos.

A ti encomiendo mi fe para que intercedas en mi ayuda.

Y por fin pueda volver a recuperar la limpieza de mi conciencia.

En nombre de ti, patrono de las causas perdidas. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *