La vida de Jesucristo ¿cómo fue?

La vida de Jesucristo, nacido en Belén en un pesebre para enseñarnos el amor a la humildad, y como desde lo más humilde se puede ser el más grande, para salud y remedio. Hecho hombre en las entrañas de una virgen, dedicó su vida a la caridad y hacer el bien entre los más necesitados, a predicar el verbo, consolar a los pobres afligidos, a los desamparados y ser el Mesías, ser el redentor y salvador del mundo y las naciones.

Jesús misericordioso, es la luz del mundo, atesora en su casa las almas pecadoras y las sumerge en el mar de la piedad. No permite que el mal aleje a sus hijos de la bondad ni de la cercanía a él, curando sus heridas y todo lo que pueda hacerles mal a ellos.

La vida de Jesucristo misericordioso

Jesús recibe en su corazón a todas aquellas almas que le colmaron de horror y repugnancia en el huerto de los olivos, todos los que le traicionaron e inclusive los que le vendieron y solo él puede derretir esos corazones. Pues, Jesucristo de Nazaret, sin distinciones ama a todos las personas por igual, ama inclusive a todas las criaturas y a todos los seres del mundo.

Jesús perdona nuestros pecados

El corazón de Jesucristo está lleno de bondad y posee una infinita piedad que en su última cena con los apóstoles, sabía que Judas Iscariote le había traicionado por tan solo treinta monedas de plata, pero en su corazón no podía albergar el odio hacia uno de sus hijos y menos uno de sus apóstoles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *