La importancia de la comunión en el catolicismo

Dentro de la religión están bien determinados los sagrados sacramentos, la importancia de la comunión en el catolicismo se debe a que durante este acto el hombre recibe a Jesucristo cuando comulga, como Dios y como hombre.

Durante la comunión se entrega el cuerpo de Cristo como una hostia, que es pan antes de la consagración. Cuando se cumple la consagración realizada por el sacerdote está hostia se convierte en el cuerpo del redentor.

La importancia de la comunión y los materiales empleados

Durante la consagración realizada por el obispo, sacerdote o padre, este agrega unas gotas de agua en el cáliz junto a vino, y este vino se convertirá en la sangre de Jesucristo luego de la consagración.  Toda persona debe estar dispuesto para recibir la comunión y sin pecado mortal, por ello deben hacerse confesado y cumplir con las penitencias impuestas por el padre.

Se recomienda que al menos una hora antes de tomar el cuerpo y sangre de Jesucristo, y en ayunas la persona no debe tener pecado mortal. Para cumplir con el ayuno la persona solo debe haber ingerido o agua o medicinas si así lo requiere.

El cumplimento de los sagrados sacramentos

Cumplir adecuadamente los sacramentos permitirá a la persona a no caer en sacrilegios, sacrilegios como confesarse mal, o comulgar sin haberse confesado. La única manera de poder comulgar sin confesarse es que la persona tenga solo pecados veniales. Luego de comulgar la persona debe agradecer a Dios, hacer de ahí adelante buenas acciones y actos de fe y amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *