El hombre como ente religioso

El hombre como ente religioso es una de las afirmaciones del catolicismo, el hombre tiene alma que es un espíritu inmortal, y que podrá alcanzar la salvación eterna mientras la persona se redima ante Dios y ante sus pecados.

El alma humana se va del cuerpo justo cuando la persona se muere, por qué el cuerpo es solo un medio físico en la tierra. Esta alma podrá ir al cielo solo si está en gracia de Dios, pero si tiene pecados mortales irá directamente al infierno.

El hombre como ente religioso en el catolicismo

El hombre como ente religioso en este dogma en particular muestra grandes beneficios y prioridades, como la posibilidad de ser felices en el cielo, ya que siempre estarán junto a la presencia de Dios, siendo amados y pudiéndolo observar.

Los condenados al infierno sufrirán de horribles martirios y estarán siempre ausentes de Dios, en un fuego eterno e inhumano. Dios ha creado a sus hijos y al hombre para que ellos le amén y sean obedientes en la tierra, de esta forma podrán ser felices en el cielo.

Jesucristo es Dios hecho hombre

Dios envío a su hijo a darle salvación a la humanidad, para que enseñará a los hombres sobre como amarle y cómo seguir su palabra, por eso Jesús es la muestra que el hombre es un ente religioso tan poderoso , que puede traer bien a toda la humanidad. Incluso los primeros padres, conocidos como Adán y Eva, fueron el inicio del camino para una vida religiosa para la futura llega del redentor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *