El examen antes de confesarse y su importancia

El examen antes de confesarse es un test que deben hacer todos los católicos para no dejar de lado ninguna falta cometida por ellos. Es una forma de poder entrar en sinergia con el confesor y poder rápidamente expresar todo aquel pecado realizado.

Este examen hace referencia a los mandamientos de Dios y pues al haber faltado a alguno de ellos, pues ya se está incursionado en un pecado mortal. Todo aquel que se confiese mal está cometiendo un pecado y por ello la importancia de este examen.

La importancia del examen antes de confesarse

El examen antes de confesarse no debe realizarse por otra persona que no sea el que va al confesionario, pero este si puede recibir la ayuda de un sacerdote para que pueda esclarecer lo que desea expresar. Fallar en el sexto mandamiento como cometer actos impuros, hablar, escuchar o ver cosas indecentes es una de las preguntas que el católico debe realizarse.

Otras preguntas como si este ha robado, ha destruido bienes ajenos, ha mentido, ha realizado calumnias, ha murmurando o ha hecho juicios temerarios atacan directamente el séptimo y octavo mandamiento.

Otras preguntas que el hijo de Dios debe hacerse en el examen

Saber si este ha deseado cosas impuras, ha sentido placer con ellas, ha deseado las cosas de otros, ha sido envidioso, avaricioso o ha faltado a alguno de sus deberes, esto afrenta directamente los últimos dos mandamientos, pero si la persona a confesar puede determinarlos podrá confesarse a la perfección y alcanzar la libertad de culpa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *