¿Cómo debe ser la enseñanza del credo para niños?

La educación católica, tal y como ocurre con cualquier otra forma de educación, debe adaptarse al público al que va dirigido. En el caso de la enseñanza del credo para niños, esto es aún más real, pues se trata de una oración de suma importancia, pero que también abarca cierta complejidad.

La naturaleza de los niños es mucho más curiosa que la de los adultos, pero también más limitada al momento de adquirir conocimientos. Partiendo de este principio, se debe seleccionar una estrategia de enseñanza que se valga de esa curiosidad para atraer su atención, pero sin alcanzar una complejidad que comprometa su aprendizaje.

La enseñanza del credo para niños

enseñanza del credo para niños

No existe una estrategia clara de enseñanza del credo para niños. Sin embargo, existen ciertos preceptos que si se siguen pueden hacer que esto resulte mucho más sencillo.

Para empezar, hay que decir que los niños no tienen un vocabulario tan desarrollado como los adultos, razón por la cual siempre se debe recurrir a las explicaciones sencillas que eviten recurrir a un léxico culto o excesivamente refinado.

El uso de ejemplos es una de las mejores herramientas. Recurrir a metáforas que expliquen todo lo que representa el credo en la vida de los cristianos y el porqué Dios se lo ha otorgado a sus hijos, puede ayudar a los niños a absorber estos conceptos básicos de una forma mucho más amena.

Material didáctico

Durante la realización del catecismo, es común que se utilicen materiales didácticos que hagan más sencillo para los niños la interiorización de todas las enseñanzas propias de los dogmas católicos.

En el caso de los padres que estén interesados en la enseñanza del credo para sus hijos, el uso de material didáctico relacionado con el credo es una de las mejores herramientas que pueden utilizar.

Actualmente es posible encontrar infinidad de recursos de este tipo en Internet. Desde simples dibujos relacionados, hasta crucigramas y laberintos.

Además, en el caso de la memorización de la oración, puede ser muy útil reproducirla en algún dispositivo de audio, como si se tratara de una canción. De esta manera acabarán memorizándola de forma casi automática.

Contar historias

Contar historias relacionadas con la presencia del credo en nuestra vida diaria es otra excelente forma de enseñar a los niños la importancia del credo. Mostrarles a través de pequeños cuentos la forma en que influyen nuestras creencias en la vida diaria, ayudará a los niños a comprender por qué es importante para ellos conocer el credo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *