Aprende a usar la oración para tener serenidad contra el estrés

Con la oración para tener serenidad contra el estrés podemos llegar a ser capaces de enfrentar las más molestas dificultades con una mente completamente despejada y tranquila, pues Dios nos ayudará a cargar todos aquellos problemas que nos aquejan y nos llenan de estrés.

¿Por qué necesitamos la oración para tener serenidad contra el estrés?

Necesitamos la oración para tener serenidad contra el estrés debido a que pocas cosas pueden ser tan negativas para nuestra salud como el estrés excesivo. Este estado mental de agobio puede hacer estragos con nuestra vida, lo cual puede arrastrarnos a otros problemas o vicios como parte de una forma desesperada de intentar escapar del estrés.

Pero a través de la oración entraremos en un estado meditativo y calmo de la mano de Dios. De esta manera podremos librarnos de todos aquellos problemas que nos zambullen de lleno en el estrés.

Asimismo, la oración también funcionará como una armadura espiritual, la cual nos hará más resistentes ante la presencia de problemas que podrían envenenar nuestra mente y provocarnos mucho estrés.

Gracias a que la oración es el mejor medio para comunicarnos con Dios y que para él no hay nada imposible, podemos lograr unos resultados muy positivos siempre que recurramos a su oración.

Así ninguna carga será lo bastante grande para nosotros. La oración para tener serenidad contra el estrés nos hará mucho más tranquilos y resistentes, lo que garantizará que el estrés dejará de atormentarnos. Sin nada más que agregar, a continuación tienes la oración.

Oración

Bendito y amado padre eterno.

Tú nos creaste una vida de acuerdo a tu voluntad.

Esta vida está colmada de las más gratificantes bendiciones.

Pero no siempre es así, a veces la vida puede hacerse cuesta arriba y someternos a intensos problemas.

Hoy yo elevo mis plegarias hacia ti porque me encuentro en un momento en que la vida me somete a un estrés muy recalcitrante.

Te ruego que me escuches y me ayudes para que me permitas tomar un respiro de este agobio que me asfixia

En mi corazón humilde no puedo menos que clamar por la liberación que sólo tú puedes otorgarme.

Si borras todo el estrés y me llenas de serenidad y sosiego, sé que volveré a sentirme liberado.

Derramo sobre ti toda la fe que puedo darte, de rodillas y entregado en mi amor hacia ti.

Sé que los problemas se harán pequeños junto a tu grandeza. Que así sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *